Archivo de la etiqueta: Corrupcion

García Luna, una “Catarata de propiedades”.

Genaro García Luna de policia a magnate del ‘Real Estate de Miami’

.

Por Anabel Hernández enero 12, 2020.

El ex Secretario de Seguridad Pública Genaro García Luna, acusado por narcotráfico en la Corte de Distrito Este de Nueva York, adquirió seis propiedades de lujo en Florida, valuadas en unos 5.10 millones de dólares, junto con su esposa Linda Cristina Pereyra, entre agosto y noviembre de 2018.

En diciembre, el periodista Julio C. Roa presentó esta información para la cadena La Octava y la plataforma digital Sin Censura, dirigida por Vicente Serrano.

La periodista Anabel Hernández realizó las gestiones necesarias para tener acceso, en Estados Unidos, a la información de los registros públicos de la propiedad y presentar, en esta ocasión, para Aristegui Noticias el reportaje en donde muestra los documentos e información puntual, con la que acreditan las adquisiciones hechas directamente por García Luna y su esposa.

La periodista, autora del referencial libro “Los señores del Narco” y “El Traidor”, un libro de alto impacto publicado a fines del año pasado, presenta esta pieza , con la información conocida, como adelanto al análisis que hará del alcance e implicaciones de dicha información y lo que significa en el actual contexto judicial por el que atraviesa el ex funcionario federal.

El análisis y explicación de estos documentos será presentado por Hernández en la emisión de “Aristegui en Vivo” de este 13 de enero y en un video realizado, ex profeso, para ampliar y analizar la información obtenida sobre las propiedades de García Luna y su esposa.

En tan solo cuatro meses, de agosto a noviembre de 2018, cuando el gobierno de Estados Unidos ya había iniciado una investigación en su contra, el ex Secretario de Seguridad Púbica Genaro García Luna junto con su esposa Linda Cristina Pereyra, gastaron 5.10 millones de dólares -el equivalente a 96.10 millones de pesos-, en la compra de 6 propiedades, según los registros públicos de la propiedad del condado de Miami-Dade consultados por la autora de este reporte y de los cuales se tiene copia.

.

Se trata de una oficina, cuatro despachos en una torre médica, y un departamento. Todos ubicados en el nuevo, moderno y lujoso complejo comercial y residencial llamado Aventura ParkSquare, en Aventura, Florida.

En este reportaje se presenta información pública que da cuenta de las propiedades en Estados Unidos directamente adquiridas por el ex jefe policiaco quien ahora se encuentra bajo proceso en la Corte de Distrito Este de Nueva York acusado de traficar cocaína a Estados Unidos desde 2001, haber recibido millonarios sobornos del Cártel de Sinaloa a cambio de protección, y falsedad de declaraciones.

El 20 de noviembre de 2018, cuatro días después de que García Luna comprara la sexta propiedad en Aventura ParkSquare, el narcotraficante Jesús Zambada García, declaró en el juicio contra Joaquín “El Chapo” Guzmán, que entre 2005 y 2006 estuvo presente cuando García Luna recibió al menos seis millones de dólares en sobornos por parte de su hermano Ismael “El Mayo” Zambada, el jefe máximo del Cartel de Sinaloa. Y que el Cartel de los Beltrán Leyva le habría pagado sobornos al entonces jefe policiaco por cerca de 50 millones de dólares.

Aventura ParkSquare, donde se encuentran las seis propiedades adquiridas por García Luna y su esposa, fue construido en 2018 y diseñado por el prestigiado despacho Zyscovich Architects. Se trata de un complejo conformado por cinco edificios destinados a comercios, oficinas, residencias, hotel y torre médica. Se localiza en el corazón de Aventura, una moderna zona comercial y residencial ubicada entre North Miami Beach y Hallandale Beach, y forma parte del Condado de Miami-Dade.

Las propiedades de García Luna son: una oficina en la torre 2, llamada Class- Offices, destinada a oficinas. Un departamento en la torre 1 Residences, destinada a uso residencial, y cuatro oficinas o consultorios médicos en la torre 4, llamada Wellness Center, donde se encuentran las instalaciones médicas Health Gains.

Las seis propiedades ahora descubiertas fueron adquiridas directamente por las empresas GL & Associates Consulting LLC, creada por García Luna el 4 de diciembre de 2012, según el acta constitutiva de la empresa obtenida en el registro público de la División de Corporaciones de Florida. Y la empresa Delta Integrator LLC creada el 25 de abril de 2013 por Linda Cristina Pereyra, quien quedó como Presidenta, Secretaria y Tesorera de la compañía. Y en noviembre de ese mismo año fue añadido Genaro García Luna como propietario de la empresa junto a su esposa.

Ahora que García Luna está bajo proceso en la Corte federal de Distrito Este de Nueva York la oficina que compró está a la venta por 1.39 millones de dólares, las cuatro oficinas en el Wellness Center se venden en 3.22 millones de dólares, y el departamento se ofrece en renta.

Oficina en edificio de lujo

La primer propiedad adquirida se ubica en 2980 NE 207 St, Aventura, Florida, Unidad 507. Se encuentra en el quinto piso y se trata de una oficina de 178.9 metros cuadrados según los registros de propiedad del condado de Miami-Dade. De acuerdo a estos registros oficiales, de los cuales se tiene copia, el dueño de esta propiedad es GL & Associates Consulting LLC, y se compró el 30 de agosto de 2018 por la cantidad de 1.22 millones de dólares (23.08 millones de pesos).

García Luna ha tratado de hacer invisible su propiedad de la empresa GL & Associates Consulting LLC, y en los reportes anuales que por ley deben entregarse a la División de Corporaciones de Florida ahora solo aparecen los nombres de supuestos ejecutivos de la compañía: Cesar Andrés Giraldo y Gabriel Diaz-Sarmiento. En realidad ellos son agentes que ofrecen el servicio de creación de empresas en el estado de Florida. Lo mismo intentaron hacer García Luna y su esposa con Delta Integrator LLC y Restaurants & Beverage, quedando como ejecutivos visibles Giraldo y Diaz Sarmiento.

Sin embargo, en las actas constitutivas de las tres empresas de las cuales se tiene copia los propietarios siguen siendo García Luna y su esposa.

Además de que es público que García Luna es el propietario de la firma de consultoría GL & Associates Consulting LLC, y de GLAC Security, Technology, Risk Management, según informó Santiago Nieto, titular de la UIF en diciembre pasado, en conferencia de prensa.

El 10 de diciembre pasado el Departamento de Justicia del gobierno de Estados Unidos dio a conocer la detención de ex Secretario de Seguridad Pública Federal, en Dallas Texas, para cumplir una orden de arresto girada por la Corte de Distrito Este de Nueva York que acusa a García Luna de tres cargos criminales por tráfico de cocaína desde 2001, cuando era titular de la Agencia Federal de Investigaciones en el sexenio de Vicente Fox, y como titular de la SSP durante el sexenio de Felipe Calderón. Además, lo acusan de falsedad en declaraciones al gobierno americano. Por estos cargos podría ser sentenciado de 10 años de prisión hasta cadena perpetua.

El caso de García Luna quedó asignado formalmente al Juez Brian Cogan, el mismo que sentenció en 2019 a “El Chapo” Guzmán a cadena perpetua, más 30 años de prisión y confiscación de todos sus bienes.

El 3 de enero pasado García Luna fue presentado en la Corte y se declaró inocente, aunque ese mismo día, a través de su abogado Cesar De Castro, comenzó a entablar negociaciones con la Fiscalía para evitar ir a juicio. La próxima audiencia se llevará a cabo el 21 de enero.

Hasta ahora el ex jefe policiaco se había escudado en que las lujosas residencias en las que vivió en Florida de 2012 a 2018, no eran propiedades suyas. Formalmente se adjudicaban la propiedad dos empresarios amigos suyos, Jonathan Alexis Weinberg Pinto y su padre Mauricio Samuel Weinberg López, propietarios de la empresa ICIT Private Security México creada en la Ciudad de México en 2011, dedicada a servicios relacionados con la seguridad, cuyo permiso de operaciones fue otorgado por la SSP cuando García Luna era el titular.

Actualmente el gobierno de Andrés Manuel López Obrador investiga a los Weinberg por triangulación de recursos a empresas de García Luna y cuentas bancarias de él y su familia. Esto forma parte de las mismas investigaciones que la UIF está realizando en torno a GL & Associates y GLAC.

De acuerdo a fuentes de información del gobierno de Estados Unidos consultadas y que estuvieron involucradas en el inicio de la investigación contra Genaro García Luna, los Weinberg también son investigados en ese país como parte de la red financiera en torno al ex secretario.

Por Anabel Hernández.

Salvado por la campana: Editorial, García Luna.

Enero 7, 2020.

Por andrés roche

Ayer por la tarde comenzaron a correr los rumores sobre algo que era inevitable; Genaro Garcia Luna y un posible acuerdo para cooperar con el gobierno americano.

” DOC. MINUTA DE ACUERDO ENTRE GGL Y GOBIERNO “

.

Analizando este particular caso, no nos sorprende en lo absoluto el acuerdo del ex super secretario de Estado y brazo derecho e intimo amigo de Felipe Calderón.

Efectivamente Garcia Luna fue un funcionario público corrupto y sucio como muchos otros. Ligado al crimen organizado y narcotráfico sin duda alguna.

Pero por otra parte trabajo de la mano de muchas agencias de seguridad e inteligencia del vecino país.

Las implicaciones de que sobre el juicio en Brooklyn este comenzara a sacar nombres, de agentes de la DEA y repito de varias otras agencias como del ICE, CIA, FBI, Marshall Service, CBP, Seguridad Nacional y Homeland Security, mas miembros de una o dos administraciones de la Casa Blanca, el riesgo y posibles consecuencias eran altísimas y desastrosas.

” ALVARO DELGADO GOMEZ, Editor REVISTA PROCESO “

Es por esto que ahora y como muchos otros narcotráficantes que le antecedieron, Genaro Garcia pasara a las filas del gobierno como un sapo o chachalaca más, solo que este con un poco mas de rango dentro del Cártel, al cual lo vemos como un narcotraficante disfrazado de policia así de simple y sencillo.

  • Un narco con charola y permiso para cobrar cientos de millones en sobornos –
Casa de García Luna en Coconut Grove, FLA. $42 US MDD “

Como datos relevantes y que estoy seguro que desconoce la mayoría les puedo mencionar que en 2008 Policias Federales junto con gente de los Beltran Leyva, “Dieron seguimiento desde la Embajada de nuestros vecinos en Avenida Reforma a un grupo de agentes secretos de una agencia americana y cobardemente con mucha violencia los cazaron a lluvia de balazos en carretera antigua a Cuernavaca en el area del Ajusco”.

Este hecho aun se recuerda y persiste mucho malestar dentro de la gente y deudos. Osea, Garcia Luna asesino a 6 agentes de la DEA y la CIA.

Felipe Calderón y la transformación del Cártel de Sinaloa

Por Andrés Roche / Editor

Enero 6, 2020.

El cartel de Sinaloa inició una transformación que lo llevaría a la cúspide de las organizaciones criminales del mundo durante el sexenio de Vicente Fox (2000-2006). Se consolidó con el de Felipe Calderón (2006-2012). Se trató de una innombrable “reforma estructural” del viejo sistema político mexicano, la del narcotráfico.

Algunas investigaciones, realmente pocas, dieron cuenta de la guerra simulada contra los cárteles de la droga y de cómo el Cártel de Sinaloa fue utilizado por el gobierno de Felipe Calderón para “limpiar” el país, cualquier cosa que eso signifique. Destaca una por provenir de los círculos castrenses. Fue concluida en 2012 y lleva por título La estrategia nacional contra la delincuencia organizada y su impacto en la seguridad nacional.

Luego de la detención en Estados Unidos de Genaro García Luna, secretario de Seguridad Pública de Felipe Calderón y pieza fundamental de la supuesta “guerra” contra el narco, las revelaciones de esa investigación adquieren una nueva lectura. En Contralínea dimos cuenta de tal estudio desde agosto de 2012 bajo el título “La mano útil del Cártel de Sinaloa” .

Tal investigación es de tres militares mexicanos que incluso fueron funcionarios durante el sexenio de Felipe Calderón: el general de división diplomado de Estado Mayor Augusto Moisés García Ochoa, el contralmirante cuerpo general diplomado de Estado Mayor José Luis Arellano Ruiz, y el capitán de navío cuerpo general diplomado de Estado Mayor Antonio Velasco Ríos. El primero, del Ejército Mexicano; los dos últimos, de la Armada de México. García Ochoa se desempeñó como director general de Administración de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y tuvo posibilidades de convertirse en secretario.

El ensayo fue sostenido conjuntamente por los tres militares en marzo de 2012 ante sinodales del Centro de Estudios Superiores Navales, la escuela de mandos más importante de la Secretaría de Marina (Semar). Con ello, los mados militares obtuvieron el grado profesional de maestros en seguridad nacional. En el trabajo se señala sin ambages que durante el calderonismo lo que se buscó fue sobordinar a todos los cárteles a uno solo, el de Sinaloa

La “estrategia” del gobierno de Calderón no fue nunca busca acabar con el narcotráfico, sino subordinar a todas las bandas pequeñas en una sola organización delictiva. Mientras, la función de las Fuerzas Armadas y la Policía Federal fue “sacar a la vista la fruta podrida” para que los sicarios del Cártel de Sinaloa “hagan el resto”. Son afirmaciones contenidas en el trabajo académico-militar.

En el mismo documento de uso cerrado se advirtió que “las fuerzas federales han debilitado a todos los otros cárteles, [pero] el Cártel de Sinaloa ha demostrado ser inmune a la crisis y está creciendo”. Más aún, “ha sido el más beneficiado durante la crisis que se presenta en México contra la delincuencia organizada”. Y es que “según fuentes abiertas nacionales e internacionales, la prioridad del actual gobierno mexicano es mantener controlados los niveles de violencia y no la eliminación de los cárteles”.

La investigación de los militares citados se basó en fuentes abiertas y confidenciales y documentos clasificados. Claramente explica el fortalecimiento del Cártel de Sinaloa y la utilización de esta organización como “mano útil” del gobierno de Felipe Calderón.

“Dondequiera que haya un conflicto en México entre dos o más facciones o escisiones, se encuentra la mano útil del CDS [Cártel de Sinaloa]”, señala el documento en su página 39.

También destaca la inacción de las fuerzas federales en zonas controladas por otro cártel, el del Golfo. Así, en ciudades como Monterrey han sido “pocas [las] acciones por parte del gobierno para mantener el estado de derecho”.

En la tesis, los militares identifican a las nueve principales organizaciones criminales dedicadas al trasiego de drogas en el país y que estaban generado la mayor violencia en ese entonces: Cártel de Sinaloa, Cártel del Golfo, Los Zetas, Organización de los Arellano Félix, Cártel del Pacífico Sur, Cártel Independiente de Acapulco, Los Caballeros Templarios, Organización Vicente Carrillo Fuentes o Cártel de Juárez y Cártel Jalisco Nueva Generación.

En el documento se habla de una alianza entre los cárteles más poderosos –Sinaloa y del Golfo– para enfrentar a sus enemigos comunes. Incluso señala el apoyo de sicarios de Sinaloa en Nuevo León y Tamaulipas y del Golfo en los estados del Pacífico. En contraparte, las demás organizaciones hicieron alianzas entre sí para enfrentar a las dos grandes.

Explica que la organización que encabezaban Ismael Zambada Niebla, el Mayo; José Esparragoza Moreno, el Azul, y Joaquín Guzmán Loera, el Chapo, “a causa de sus múltiples frentes en el país”, tuvo que “redistribuir sus células de combatientes de las regiones que tenía consolidadas bajo su control –tales como Tijuana, Durango y Acapulco– con el fin de acelerar y asegurar su control”.

Del Cártel del Golfo, la tesis señala que casi fue aniquilado por los Zetas. Sobrevivió gracias a la alianza que estableció con el cártel de Sinaloa. Logró el control total de la “plaza” de Matamoros, Tamaulipas. La ciudad “es vital para la subsistencia del cártel del Golfo, ya que es una ruta directa de contrabando hacia Estados Unidos y también es puerto de entrada de narcóticos”.

Del Cártel de Sinaloa, señala: es “el grupo delincuencial mexicano más grande y con mayor cohesión. Actualmente se encuentra prácticamente en todas las ‘plazas’, ya sea en alianza con los delincuentes locales y los de otros cárteles o peleando por el control”.

Explica que esta organización es la más cohesionada y ha logrado diversificar sus fuentes de ingreso, que van desde drogas hasta la exportación de aguacate.

Los autores señalan que a estrategia real de Felipe Caderón era propiciar que los cárteles grandes absorbieran o eliminaran a los pequeños. De hecho, ése sería el papel asignado al Cártel de Sinaloa.

“Sinaloa podría utilizar esa posición dominante para mantener [a] los grupos más débiles bajo control, lo cual es uno de los propósitos del gobierno.”

Incluso, documenta, se buscó golpear a los liderazgos que estaban surgiendo y que pudieran compertir con el de Sinaloa.

Una relectura de este trabajo académico, que no está disponible para el público, nos muestra que los militares tuvieron claro siempre que no buscaban acabar con los cárteles del narotráfico. Y que trabajaban junto con el Cártel de Sinaloa, prncipalmente, y el del Golfo para elimitar o someter a todos los demás.

Y queda claro que no se trató de un García Luna aislado, cómplice él solo, del narcotráfico. Se trataó de una política secreta del Estado mexicano mientras fue encabezado por Felipe Calderón.

¿Qué tanto declarará Genaro? Lo que queda claro es que el mayor cómplice no sería él, sino su jefe, el entonces presidente Felipe de Jesús Calderón Hinojosa. CONTRALINEA.

Especiales | Las Cuentas del Cártel de Sinaloa

REPORTAJE ESPECIAL

Por Roberto Medina / méxicodigital noticias

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) sigue la ruta del dinero vinculado a una red internacional de tráfico de fentanilo ligada al Cártel de Sinaloa, cuyas operaciones financieras han tenido origen o destino en Culiacán, Tijuana, China (Taiwán), Hong Kong y Estados Unidos.

De acuerdo con los avances de las investigaciones encabezadas por el doctor Santiago Nieto –y que incluyen cooperación internacional–, los bancos utilizados para las transacciones criminales son: Hongkong and Shanghai Banking Corporation (HSBC), HSBC Bank USA, HSBC Bank Taiwan Limited, Citibank (la matriz estadunidense), Banamex Citibank, Citibank Taiwan Limited y China Merchants Bank Hong Kong Branch.

Las indagatorias han arrojado evidencias en torno a 26 transferencias internacionales en moneda nacional (por 4 millones 120 mil 567 pesos) y 30 en moneda extranjera (por 99 mil 17 dólares), realizadas por 11 personas físicas y morales vinculadas al Cártel de Sinaloa, y cuyas actividades ya son monitoreadas por las autoridades federales.

Respecto de las transacciones en pesos, éstas se han hecho en los bancos Hongkong and Shanghai Banking Corporation, HSBC Bank Taiwan Limited, Citibank Taiwan Limited y China Merchants Bank Hong Kong Branch; y las de dólares, en HSBC Bank USA, HSBC Bank Taiwan Limited, Citibank (EU) y Banamex.

La UIF ha logrado identificar también que en el epicentro de este entramado criminal –que involucra a 10 personas y seis empresas– está una sociedad dedicada a la fabricación de productos farmacéuticos y medicamentos, domiciliada tanto en Culiacán como en Tijuana.

En ambas ciudades mexicanas inicia la cadena financiera que conecta toda la ruta del fentanilo que el Cártel trasiega a Estados Unidos: de acuerdo con la UIF, siete de las 10 personas identificadas depositan dólares en efectivo en las cuentas abiertas por esa farmacéutica en sucursales de Banamex. Luego este dinero se dispersa en tres vías: 1) se retira en efectivo vía cheques, 2) se transfiere a cuentas de las otras cinco empresas, y 3) se traslada a las cuentas en el extranjero.

Respecto de las operaciones internacionales, la Unidad de Inteligencia Financiera ha documentado que la empresa epicentro transfirió 4 millones 120 mil 567 pesos a las cuentas bancarias radicadas en Taiwán, entre 2013 y 2019.

Contrario a lo que muchos podrían pensar, esa farmacéutica no opera totalmente de forma clandestina: está registrada como sociedad anónima de capital variable a la cual, incluso, el Servicio de Administración Tributaria le autorizó deducciones del impuesto sobre la renta por 4 millones 307 mil 821 pesos en el gobierno de Enrique Peña (ejercicios fiscales de 2013 a 2017).

En ese periodo, declaró ante el SAT ingresos totales por 3 millones 868 mil 340 pesos e ISR causado por cero pesos, motivo por el cual la UIF ha determinado discrepancias sustanciales en materia financiera y fiscal.

Aunado a lo anterior, entre 2016 y 2019, esa empresa realizó importaciones de cloruro de amonio, tejidos de fibra de vidrio, una fuente de poder, una tarjeta electrónica, entre otros productos, por 2 millones 954 mil 522 pesos.

Durante la indagatoria, la UIF descubrió tres graves anomalías: la primera, que el cloruro de amonio que importa de China es un precursor en la fabricación de drogas sintéticas ilegales, incluido el fentanilo; la segunda, que no se puede determinar que el origen del efectivo depositado en sus cuentas sea lícito, pues no corresponde a relaciones de carácter profesional o empresarial; y la tercera, que “dentro del periodo de análisis no registra pagos de nómina ni de impuestos, no se localizó página web, y no se logró ubicar el domicilio de la empresa”.

Pese a ello, “en 2018 y 2019, se localizan importaciones definitivas por 592 mil 922 pesos, siendo la mercancía [el] cloruro de amonio proveniente de China y con destino al Aeropuerto Internacional de Manzanillo, Colima”, indica la institución que encabeza Santiago Nieto.

La autoridad que depende de la Secretaría de Hacienda también determina que hay un “esquema de operatividad incongruente” con las personas que realizan los depósitos en efectivo a su favor. En algunos casos incluso observa que el sujeto “no tiene permanencia de recursos” y “no registra actividad que justifique las operaciones financieras”.

Y es que las personas involucradas se dedican supuestamente a: comercio de prendas de vestir; administración de bienes inmuebles; servicios veterinarios para mascotas; laboratorios de análisis clínicos; sistemas; compra venta de cerveza; jefe de departamento de contabilidad de servicios de salud de Sinaloa; compra venta de productos textiles. Los otros tres sujetos son identificados como: madre y cotitular del negocio veterinario; accionista y apoderado legal de una de las empresas; y representante legal de otra.

Además, las indagatorias detallan que dos de las seis empresas involucradas se dedican a: compra venta de aparatos eléctricos; y fabricación de refacciones y maquinaria industrial. Ambas son claves en el entramado criminal y están ligadas al taiwanés nacionalizado mexicano Chian Li Chun, detenido en Culiacán el 9 de mayo de 2019, acusado de delitos contra la salud en su modalidad de producción de fentanilo para el Cártel de Sinaloa. Este personaje figura como accionista y apoderado legal de la primera empresa, y como dueño y apoderado legal de la segunda. Además, registra la compra venta de productos textiles como su actividad individual.

Pero regresemos a la ruta del dinero en la farmacéutica, que es la empresa epicentro: una vez depositado el efectivo en sus cuentas, ésta traslada los montos en dólares a su cuenta de cheques, y después los retira en efectivo en pesos. En estas últimas operaciones participan sus accionistas y representante. Y aquí es justo donde todo conecta: ese dinero se deposita en las cuentas de las empresas de Chian Li Chun, y éstas a su vez los transfieren a cuentas de Hong Kong, Taiwán y Estados Unidos.

Tan sólo la empresa que compra y vende aparatos eléctricos realizó transferencias internacionales a esos territorios por 1 millón 241 mil dólares, y por 307 mil pesos, entre 2017 y 2019. Al determinar que sus ingresos no corresponden con el tamaño de sus egresos, la UIF clasifica a esa persona moral “bajo esquema de operatividad incongruente significativa”.

Además la investigación apunta que, de 2017 a 2019, Chian Li Chun transfirió 5 millones 637 mil 748 pesos de sus cuentas personales a cuentas de Hong Kong y Taiwán. Parte de esos recursos provenían de las arcas de la farmacéutica.

De acuerdo con los avances de la indagatoria, el dinero no es la única evidencia de los nexos entre el taiwanés-mexicano ligado al Cártel de Sinaloa y la farmacéutica que ha importado el precursor del fentanilo: además hay “coincidencias telefónicas” derivadas del rastreo especializado de líneas de telefonía fija y móvil.

Para la UIF, a partir de montos menores detectados en el sector financiero se reveló “una red de transporte y procesamiento del narcótico”. De julio a septiembre de 2017, dicha red vinculada al Cártel de Sinaloa “registró depósitos por 15.5 millones de pesos y retiros por 15.3 millones”.

Según la institución que tutela el doctor Santiago Nieto, la supervisión y fiscalización de recursos han permitido desarticular varias empresas y apoyar a la SEIDO y a gobiernos extranjeros a frenar la operación ilegal.

Entre los apuntes que hace sobre la farmacéutica está que “de 2018 a 2019, envió transferencias internacionales por 1.1 millones de pesos, principalmente a Hong Kong, China y Taiwán, siendo diversas personas físicas los beneficiarios de recursos. Y que de 2016 a 2019, recibió cheques interbancarios por 5 millones de pesos, y emitió cheques por 31.2 millones de pesos”.

No obstante, en “descargo” de los bancos que han prestado servicios financieros a esta red internacional vinculada al Cártel de Sinaloa, la UIF apunta que la alerta sobre este caso se dio “por la instituciones financieras, debido a que [la empresa] recibe recursos en efectivo en un mismo día con diferencia de minutos por montos inferiores al umbral de relevantes y los cuales dispone en su totalidad la persona moral”. Contralinea

ESPECIALES NARCOTRAFICO

Enero 4, 2020.

Tulum, Qr.

Especiales narcotráfico: Albino Quintero socio de Mario Villanueva

Por Roberto Medina .

Era el operador del cártel de Juárez en la ruta Veracruz-Cancún. Por la plaza pagó 15 millones de dólares, según declaró un testigo ante la PGR.

Aunque no ha sido mencionado en la lista de presuntos cómplices de Genaro García Luna – ex secretario de Seguridad Pública durante el gobierno de Felipe Calderón –el nombre de Miguel Ángel Yunes Linares,ex gobernador de Veracruz, aparece citado en múltiples expedientes que lo mismo lo vinculan con la fuga de Joaquín Guzmán Loera –“El Chapo” –en enero 2001 que en la protección del narcotraficante Albino Quintero Meraz, quien se afincó en Veracruz en el gobierno de Patricio Chirinos, donde Yunes figuró como poderoso secretario General de Gobierno.

Tras la renuncia de Yunes al PRI lo primero que hizo fue afiliarse al Partido Acción Nacional y en el año 2000, con el triunfo de Vicente Fox, Yunes Linares se colocó en una posición importante dentro de la Secretaría de Seguridad Pública, a cargo de Ramón Martín Huerta, quien falleció junto con otros funcionarios de esa dependencia en un accidente de helicóptero, cuyas causas –según se dijo –tuvieron que ver con el crimen organizado.

El helicóptero fue derribado, aunque otra versión sostuvo entonces que se perdió en un banco de niebla y se desplomó debido a una falla técnica. En aquella ocasión, varios funcionarios de la Secretaría de Seguridad que iban a un evento al penal de La Palma, fallecieron. Yunes Linares, extrañamente, no se subió a esa aeronave. No acudió al evento.

Lo extraño de todo es que, en cambio, sí fue el primero en llegar al lugar donde cayó la aeronave. Arribó en caballo. ¿Por qué Yunes no iba con el equipo de Ramón Martín Huerta? Nadie lo sabe.

Desde entonces, Yunes y García Luna estrecharon fuertes lazos. García Luna, formado en los sótanos del Cisen, dirigía la Agencia Federal de Investigación, una policía científica, según dijo entonces, que se abocaría a la indagación de los delitos. Fue un fiasco.

En aquel tiempo, Yunes Linares era fuertemente mencionado por la fuga de “El Chapo” Guzmán, ocurrida en enero de 2001, unos días después de que Vicente Fox tomó posesión como presidente de México.

Sin embargo, nunca fue investigado.

En los años noventa, Yunes Linares fue un hombre poderoso en el gobierno de Veracruz. Fungió como secretario General de Gobierno. El gobernador era Patricio Chirinos, amigo de Carlos Salinas, un político que no era veracruzano y padecía una enfermedad grave: alcoholismo, el cual lo alejaba frecuentemente de la escena pública.

En ese tiempo, el narcotraficante Albino Quintero Meraz abandonó la plaza de San Luis Río Colorado, Sonora. Se dijo que los hermanos Arellano Félix, jefes del cártel de Tijuana, lo querían asesinar. Su cabeza, se dijo, tenía precio.

Por ello, Albino Quintero –una pieza importante del cártel de Juárez –se cambió a Veracruz y, de acuerdo con la averiguación previa 1226/MPFADS/98, le vendió la plaza al capo por 15 millones de dólares. Esto lo declaró el testigo “Sergio”, cuyo verdadero nombre es Carlos Alberto Treviño Escobar.

El exchofer de Albino Quintero señaló que Miguel Ángel Yunes acudía a las reuniones que Quintero realizaba en Cancún, Quintana Roo, donde se reunía con el entonces gobernador Mario Villanueva Madrid, quien, por cierto, puede salir en cualquier momento de prisión debido al indulto que tramita el gobierno federal.

El testigo dijo que Villanueva, Quintero Meraz y Yunes abordaban el yate “Ashley” y que navegaban en altamar para ponerse de acuerdo respecto de los negocios en puerta.

Tan pronto de afincó en Veracruz, a mediados de los años noventa, Albino Quintero se alió conOsiel Cárdenas Guillén, jefe del cártel del Golfo, a pesar de que militaba en el cártel de Juárez: ambos cerraron un trato y pronto comenzaron a introducir cocaína a través de Guatemala y Chiapas. Albino se encargaba de la parte logística: operaba todo lo necesario para el reabastecimiento de combustible de las avionetas que se utilizaban en dichas operaciones.

Quintero Meraz vivía en el puerto de Veracruz. Ahí adquirió una casa en el lujoso fraccionamiento Costa de Oro –donde viven empresarios, abogados, políticos y criminales –y curiosamente la residencia que compró está junto a la casa de Miguel Alemán, exgobernador de Veracruz, en cuyo gobierno Quintero Meraz operó impunemente.

En realidad, Quintero Meraz era una pieza importante del cártel de Juárez y punta de lanza de los planes de ese grupo criminal, el cual se extendió a Quintana Roo, donde operaba Alcides Ramón Magaña, “El Metro”, operador y enlace, según los expedientes de entonces, con el entonces gobernador Mario Villanueva, “El Chueco”.

Se asegura que Quintero Meraz introducía la droga por Chiapas y luego la movía a Estados Unidos a través de Cancún y Tamaulipas. En Cancún también recibía cargamentos provenientes de Centro y Sudamérica. Explotaba como nadie la llamada ruta del Caribe.

En Veracruz, Albino Quintero tenía todo muy bien controlado. Contaba con la protección del gobierno estatal, de la policía y hasta de la prensa, pues nadie lo mencionaba.

Albino Quintero fue detenido en 2002 por el Ejército, durante un operativo implementado en el puerto de Veracruz. Lo internaron en el penal de La Palma, en el Estado de México. En agosto de 2014, un juez lo sentenció a 10 años de cárcel, tiempo que el capo ya había compurgado. Por esa razón salió de prisión, y ganó el juicio a pesar de que la PGR apeló la sentencia.

Actualmente, Quintero Meraz está libre y seguramente regresó a sus andanzas.

Sus protectores, entre ellos Miguel Ángel Yunes Linares, nunca fueron investigados por la presunta protección que otorgó al capo ni por la fuga de Guzmán Loera. Ahora falta ver si las autoridades lo vinculan con el caso de Genero García Luna, quien fue su asesor en materia de seguridad cuando fungió como gobernador de Veracruz.

Con información de Méxicodigital noticias

Tulum, Qr. 30/12/19′

.

#OPINION Felipe Calderón, Vicente Fox y el PAN: Vinculos con Cártel de Sinaloa

Son tiempos de angustia y abogados para la élite conservadora mexicana. Poco a poco el combate a la corrupción ha dado con nombres y apellidos claves dentro del PAN, un partido que llegó al poder nacional en el arranque de siglo prometiendo un cambio que terminó en una guerra en todo el país.

Ahora se sabe que Genaro García Luna, la mano derecho de Felipe Calderón, recibió sobornos del cártel más poderoso del país. Por lo tanto, la guerra antidrogas era más bien las órdenes de un grupo armado para eliminar a sus rivales con toda la fuerza del estado mexicano. Luna fue detenido en Texas y se le siguen encontrando ilegalidades en el país. La información clave es que se le pudo detener después de investigar al hijo de un panista.

El hijastro de Felipe Calderón está siendo investigando de manera profunda por las autoridades de Estados Unidos. Manuel Bribiesca Shaugun ya había sido requerido por la ley en julio pasado por fraude y conspiración, por lo que la investigación a sus empresas dio con el nombre de Genaro García Luna, que figuraba como personaje aliado a sus cuentas bancarias.

Crisis para Vicente Fox y familia

Con ese dato se reforzó la versión de que Genaro García participaba en actos ilícitos en sus días viviendo cómodamente en los Estados Unidos.

Fue su nexo con el hijastro de Vicente Fox, ya previamente ligado a corrupción y fraude, lo que permitió ahondar en sus actividades ilegales. Además, un testigo aseguró que el cártel sinaloense le envió millones de dólares en efectivo durante la era Felipe Calderón.

También se investiga desde Estados Unidos a otro panista de alto rango, el padrastro de Manuel Sahagún.

El expresidente VICENTE FOX está presuntamente involucrado en una red de defraudación fiscal, ya que recibió al menos 700 millones de pesos en cuentas bancarias relacionadas con su hijastro. El matrimonio Sahagún-Fox vive los días más complejos de las últimas dos décadas.

Caballeros Templarios, entrenados por Estados Unidos, Egipto e Israel — Contralínea

ESPECIALES NARCOTRAFICO

Por Roberto Medina / méxicodigital noticias

Integrantes de los Caballeros Templarios, el cártel que surgió en el seno de La Familia Michoacana en mayo de 2006, fueron capacitados por los gobiernos de Estados Unidos, Israel y Egipto en el arte de la guerra y de la inteligencia que utilizan como estrategia para el trasiego de drogas, lavado de dinero, infiltración de las estructuras militares y gubernamentales y realizar operativos de asalto.

Se trata de un cuerpo de elite que incluso cuenta con un tipo de armas a las que no tienen acceso los militares mexicanos.

Un expediente abierto en la PGR –al que Contralínea tuvo acceso– da cuenta de la historia y estructura de La Familia Michoacana y los Caballeros Templarios. Martín Rosales Magaña y el testigo protegido Emilio, dos de los fundadores de esas organizaciones delictivas, revelan en sus respectivas declaraciones ministeriales de 2011 la composición de ambos cárteles de la droga

Integrantes del cártel de los Caballeros Templarios cuentan con el adiestramiento necesario para realizar “despliegues rápidos por tierra, mar y aire; de hacer operaciones de emboscada, de realizar incursiones, de organizar patrullas.

Son francotiradores especializados. Pueden asaltar edificios y realizar operaciones aeromóviles y de búsqueda y de rescate de rehenes; poseen armas del uso exclusivo de las Fuerzas Especiales que ninguna otra unidad militar posee, como las pistolas HKP-7 y los fusiles G-3 a los que se les puede incorporar granadas .203”, revela la documentación del proceso penal 121/2011, en contra de Martín Rosales Magaña o Juan Cervantes Espinoza, alias el Terry o la Borrega, a la que Contralínea tuvo acceso.

Según el expediente, algunos miembros de la organización sucesora de La Familia Michoacana recibieron entrenamiento militar y capacitación en operaciones especiales de los gobiernos de Estados Unidos, Israel y Egipto, cuando eran parte de las Fuerzas Armadas. De ello se desprende que el cártel sea en la actualidad un grupo de elite que ha puesto en jaque a los gobiernos panistas de Vicente Fox y Felipe Calderón, y al del actual presidente, Enrique Peña Nieto.

La formación de los líderes, sicarios y operadores de los Caballeros Templarios fue similar a la que obtuvieron los miembros del Grupo Aeromóvil de Fuerzas Especiales (Gafes) del Ejército Mexicano, quienes pasaron a formar parte del Cártel del Golfo, de Osiel Cárdenas Guillén, y después se independizaron para constituir el cártel de Los Zetas.

De acuerdo con el análisis de la agente ministerial Rubí Esbeidit Anduaga Goicochea, contenido en el proceso penal 121/2011 instaurado en contra de Martín Rosales Magaña (brazo derecho de Jesús Méndez Vargas, el Chango Méndez, uno de los fundadores de La Familia Michoacana), los miembros de la organización delictiva destacan por su alta capacidad de entrenamiento militar y de técnicas de inteligencia.

Al solicitar el arraigo de Martín Rosales Magaña y coacusados, la agente ministerial Anduaga Goicochea consideró a la entonces Familia Michoacana y a los Caballeros Templarios como grupos delictivos “de alta capacidad de entrenamiento militar en operaciones de logística, [que cuentan con] armamento sofisticado, tecnología, y cuyos líderes recibieron entrenamiento de gobiernos de Estados Unidos, Israel y Egipto”, según se asienta en la foja 560, tomo III del proceso penal 121/2011.

“Los cabecillas, sicarios, operadores financieros, halcones y escoltas del cártel poseen ametralladoras M-16, fusiles MGL, ametralladoras M249, calibre 5.56, las cuales fueron usadas por primera vez por elementos del Grupo Aeromóvil de Fuerzas Especiales (GAFE) en 1994, en Chiapas, en contra del Ejército Zapatista de Liberación Nacional.

“Cada uno de ellos lleva una miniametralladora SAW 5.5 con capacidad de 700 tiros, un fusil Rémington 700 para franco-tirador y una M72 LAW, bazuca sudafricana que usa el tubo antitanque, entre otras armas, toda vez que se actualizan con armas más potentes cada día.

“Esta organización criminal –prosigue– es un grupo radical que actúa a través de la violencia como su carta de presentación. Este grupo es el encargado de ejecutar los trabajos que le son encomendados, y que notoriamente lo hace de forma muy violenta. Entre sus múltiples operaciones destacan las siguientes:

“De protección y extorsión como principal actividad de lucro; ejecución de enemigos y asesinatos de políticos; custodia y traslado de drogas; operaciones de seguridad para sus miembros; secuestros y ejecuciones, algunas en plena vía pública y otras mediante el plagio y posteriormente, desmembramiento de sus cuerpos en ácidos para desintegrarlos, a lo cual le denominan ‘cocinar’, es decir, los meten a un tambo desmembrados y los desintegran.”

La Familia Michoacana, cuyo poder casi absoluto en el estado heredó a fuerza de guerras intermitentes a los Caballeros Templarios dominó en forma total amplias regiones de Michoacán, Guerrero, Guanajuato, Estado de México, Morelos, en donde amedrentaron a los funcionarios de las procuradurías de justicia, corrompieron a los cuerpos de seguridad pública, a empresas de seguridad privada, presidentes municipales y lograron un sinfín de renuncias de todos los mandos, tanto bajos, medios, altos e incluso pertenecientes a los tres Poderes de la Unión en dichos estados.

De igual manera, los aspirantes a un cargo público han renunciado a dichas nominaciones por temor a ser heridos de muerte por estas células de la organización criminal.

La representante social Rubí Esbeideit dice en la foja 261 de la averiguación previa PGR/SIEDO/UEIDCS/435/2011 que miembros de La Familia Michoacana han ejecutado a modo de venganza a diversos elementos policiacos de seguridad pública, presidentes municipales, síndicos procuradores y los señala de haber sido los responsables de lanzar contra civiles las granadas de fragmentación el 15 de septiembre de 2008 frente al Palacio de Gobierno de Michoacán, cuando se llevaba a cabo una verbena popular previa a la ceremonia del Grito de Independencia.

Cita como miembros de la organización delictiva, entre otros, a Saúl Solís Solís, Hilario López Morales, Martín Rosales Magaña, Santiago Geovani Equihua Peñaloza, Jaime Ulises Fernández Alarcón, quienes supuestamente se dedican como su principal actividad al tráfico de drogas como mariguana, cocaína y metanfetaminas, además de secuestrar a empresarios y de contar con gente encargada de vigilar las operaciones, denominados halcones, y con sicarios para asesinar a miembros de organizaciones contrarias.

La representante social argumenta al juez de la causa que, con base en las indagatorias realizadas por los agentes investigadores, “se puede establecer que Martín Rosales Magaña y sus cómplices José Chávez Moreno, Santiago Geovani Equihua Peñaloza y Jaime Ulises Fernández Alarcón, de manera dolosa forman parte de una organización criminal con la finalidad de introducir narcóticos en el estado de Michoacán, a otros estados de la República y a Estados Unidos.

“Los indiciados cuentan con una estructura de células o de grupos para la administración, dirección, supervisión, así como la fuerza de trabajo para transportar, extraer, comercializar y elaborar narcóticos, así como para la introducción o extracción del país de estupefacientes o sicotrópicos que comercializa el grupo delictivo en el extranjero y en México.” Información de CONTRALINEA

.

.

Mérida, Yuc. Diciembre 01, 2019